Disfrutar de la soledad en pareja

0
8

Querer gozar de momentos en soledad, no significa que la relación amorosa podría estar en jaque o que tu cónyuge no disfruta de tu compañía. Ser pareja es compartir experiencias, pero también es regalarse momentos de soledad.

 

Cada persona y cada pareja es un mundo diferente. La psicóloga Heydi Camilo dice que muchos piensan que hay que hacerlo todo con la pareja y que, si no es así, la relación va por mal camino. Las personas alrededor cuestionan esto, en primer lugar porque se entiende que la necesidad de soledad es un mal indicio y, en segundo lugar, porque se define a la pareja como una pertenencia.

“Eso es en el promedio de las parejas, pero debo de aclarar que hay quienes cuya dinámica funcional es muy buena, en donde se respeta la necesidad de la mujer o el hombre, de tener esos momentos de compartir consigo mismos”, expresa Camilo.

Ni el amor es una jaula ni la libertad es soltería… No es un secreto que para muchos querer estar en pareja, es como si de manera automática se anulara la necesidad de disfrutar de momentos de soledad. Tanto así que muchos asocian la soltería con ser libres y, el estar casados, con un sinónimo de vivir encadenados.

Algunos suelen cuestionar, incluso, las parejas que hacen actividades por separado, porque entienden esto no cabe en la relación, porque entonces, ¿para qué se casan o se comprometen? Heydi alude que una cosa nada tiene que ver con la otra, puesto que perfectamente se puede estar de maravilla con la pareja y aun querer hacer cosas en soledad. ¡Ojo! Según explica la terapeuta, querer estar sola y querer estar soltera, no es lo mismo.

La soledad no es mal indicio

Culturalmente se nos ha vendido la idea de que la soledad es deprimente. De que cuando se ve una persona en un lugar solo, se le pregunta si se siente bien o si está triste por alguna razón. De igual manera, cuando se está en una relación y uno de los dos pide esos lapsos de estar a solas para hacer actividades que están ‘supuestas’ a ser compartidas con la pareja, se mira con preocupación el futuro de esa relación. Nada más lejos de la realidad que esto, de acuerdo con lo que explica Camilo. Mejor aún, ello hace que reviva la pareja, porque en la medida que hagas aquello que te hace feliz, también hará feliz a quien más te ama.

Como pareja tendrán muchas cosas en común para gozarlas juntos, pero no todo lo podrán compartir, siempre habrá cosas que desees experimentarlas en solitario. Con esto no se romperá nada, ni se alimentará un divorcio; solo se está llenando una necesidad que todos tenemos. “Lo inadecuado sería que dejemos de manera exclusiva de hacer las cosas con la pareja, es decir, que solo salgas a solas y nada con tu pareja. Recuerda que la rigidez y el egoísmo es lo que puede romper la relación; hay que respetar los estilos y necesidades de tu cónyuge”, alude Camilo.

Entonces no hay razón de sentirse mal o con remordimiento cuando se goza de estar a solas; es absolutamente normal necesitar de esos momenticos de autorreflexión y de reencontrarse consigo mismo. Sin embargo, también puede pasar lo contrario, tal y como amplía la terapeuta. Ella dice que habrá personas que no les gusta salir solas y que prefieren estar con la pareja y no es dependencia o que están mal. Cada quien sabe cómo funciona en las relaciones.

Si bien algunos no pueden vivir sin el otro un fin de semana, otros pueden separarse físicamente por un mes. El punto es comprender el mundo del otro y saber negociarlo con la pareja.

«Amar no es renunciar a tu propia libertad, es darle un sentido». – Marc Levy.

Viajar solos estando casados…

¿por qué no? A pesar de que aún hay algunas parejas que viajan siempre juntas, no debe quitárseles la motivación de hacerlo en solitario de vez en cuando. Así como se recomienda ir al cine, a la playa, también se aconseja viajar a solas. Los mochileros y viajeros del mundo dicen que un viaje solo, permite conectar con nosotros mismos y, esto ayuda a estar más abierto a estar con otros también y tu pareja va incluida.

Viajar en pareja es maravilloso, pero la capacidad de accionar solos agudiza el sentido de independencia.

Al final, la terapeuta de pareja dice que solo va a depender de la relación y el estilo de vida que tengas. Una pareja está compuesta por dos individuos, cada cual con sus propios sueños, gustos y miedos a trabajar. Y por algo dicen que un vínculo maduro es el que reconoce la libertad del otro.

Todas las opciones son válidas a la hora de autodisfrutarse, en la medida que ambos estén de acuerdo y no les genere ningún tipo de rollos al respecto.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here