Cirugías bariátricas, ¿Salud o Belleza?

0
89
Cirugías bariátricas

Existen varios procedimientos bariátricos que se adaptarán a tu situación física y económica. Pero, ¿Quiénes realmente lo necesitan?

Desde hace tiempo, se ha asociado la salud con la belleza.

Se considera que estar en buena forma física es sinónimo de perfección, cosa que ha hecho que las personas se sometan a regímenes fuertes para lograr bajar o alcanzar el
peso ideal, sin importar ejercicios o ayudas en el quirófano para exhibir una
vida y cuerpo saludable.

Existen decenas de formas de entrenamiento para poder bajar de peso, así
como también decenas de métodos quirúrgicos para llegar a lucir un buen
estado físico, con un poco de recuperación e inversión económica.
A estos procedimientos se les conoce como bariátrica, aquellas cirugías que se
realizan para bajar de peso. Popularmente, se habla de ella cuando se refiere al
bypass gástrico y no se usa independientemente para la manga gástrica en
nuestro país.

La cirugía bariátrica es una alternativa para las personas que
sufren de obesidad o diabetes, tomando en cuenta factores importantes como
la situación de salud y el médico que se consulte.Entre estas técnicas más conocidas están: Balón intragástrico o balón gástrico, Banda gástrica ajustable, Manga gástrica o gastrectomía vertical, Gastroplastía Vertical en Banda (GVB), Gastroplastía Vertical Anillada, Plictura Gástrica, Bypass Yeyunoileal, Bypass Gástrico y Derivación
Biliopancreática.

El cirujano Pablo García del Centro Médico Dominicano, explica cuándo la cirugía bariátrica puede ser una opción para “esas personas que tienen obesidad y no han podido perder peso o evitar recuperar cualquier peso que haya perdido usando otros métodos, como
el tratamiento de estilo de vida o medicamentos. La cirugía bariátrica también
puede ser una opción si tiene problemas graves de salud, como diabetes tipo 2, hipertensión, depresión, dolores óseos y musculares o apnea del sueño,
relacionada con la obesidad”.

“Una pregunta que muchos se hacen es quiénes se someten más a estas
operaciones, del hombre y la mujer. La respuesta es simple: las mujeres,
normalmente, en razón a la proporción de la población más que a la
enfermedad. Además de que, más que enfermedad, ésta es de los pocos casos
que se puede pensar como opción de fines estéticos”, aclara el Dr. García.

Sobre la recuperación y una posible recaída en el sobrepeso, los expertos
aseguran que no tiene que ver tanto con el sexo. Sin embargo, el balón es de
las opciones en las que más fácil se recupera la pérdida obtenida porque, al
igual que otras cirugías, solo surte efecto si las personas cambian su estilo de
vida. Como dice el refrán “Jamás tendrás resultados diferentes haciendo las
mismas cosas”, por lo que el balón debe ser un tiempo para aprender a comer
sano y hacer el ejercicio como parte de la rutina diaria.

¿Podría una persona someterse varias veces a estas cirugías?

La respuesta es sí, puede ser utilizado en más de una ocasión. Sin embargo, si un método no funciona en una primera ocasión, para qué repetir. El primer paso siempre
será la evaluación con el especialista y, a partir de ahí, conocer si ésta puede
ser opción en cada caso.

Sin importar el móvil de la visita al especialista, ya sea por salud o moda, el
Dr. Pablo considera que hay que dejar de juzgar a las personas enfermas de
obesidad, puesto que esta suele ser acompañadas por otras condiciones que
pueden comprometer la vida y, en esta sociedad doble moral, se busca
condenar a quien lo quiere hacer para sentirse mejor con su persona.

Sobre la nutrición

Un aspecto muy importante que tomar en cuenta durante y después de la
recuperación, en este tipo de operaciones, la alimentación y ponerse bajo el
mandato de un experto en la materia es la mejor forma de cumplir esa meta.
La doctora Cristina Ruiz asegura que, debido a que esta técnica de
adelgazamiento, se exige un proceso de adaptación paulatina, por lo que
requiere un plan de alimentación especial, variado y equilibrado
nutricionalmente, lo que hace indispensable que el paciente siga, en todo
momento, las recomendaciones pautadas por un equipo multidisciplinario, del que forman parte el gastroenterólogo, endocrinólogo, nutriólogo, psicólogo y
otros especialistas, dependiendo del paciente.

El proceso de nutrición poscirugía ocurre de la siguiente manera: Durante los
primeros dos días, se debe tomar líquidos isotónicos con el objetivo de
rehidratar. A partir de esto, se pauta una dieta progresiva dividida en cuatro
fases: líquida, semilíquida, pastosa y seguimiento, las cuales serán
estructuradas en base a la respuesta de cada individuo, tomando en cuenta la
tolerancia, aceptación y cumplimiento del tratamiento.

“Las pautas nutricionales están determinadas por la técnica bariátrica que
previamente haya sido acordada entre el paciente y el médico que lo realizará,
independientemente de que sea haya hecho por moda o salud, requiere una
dieta especializada debido al procedimiento, el cual repercutirá en la pérdida
de peso deseado”, aclara la especialista en Nutrición Clínica, Dra. Ruiz.

Hay que destacar la importancia de que el paciente cambie sus hábitos
alimenticios, ya que cualquier pérdida de peso lograda puede no durar más
allá del período durante el cual el globo está en el estómago, a menos que los
pacientes obesos asuman cambios en sus dietas a largo plazo.

Los planes nutricionales suelen adaptarse a la condición económica del
paciente, pero, ante todo, se buscan alimentos que sea realmente saludables.
Aunque es cierto que algunos son un poco más costosos de lo habitual, no hay
que engañarse, hay alimentos procesados que no son nada recomendables para
la salud que también tienen precios altos, siendo numerosos en el mercado y
aun así son consumidos.

El dinero invertido en salud, literalmente se traducirá en años de vida de mejor
calidad, teniendo en cuenta que, en un futuro, se ahorrará disgustos en
servicios de médicos y dinero en fármacos, remedios que necesitará porque la
medicina controlará las consecuencias de la mala nutrición que ha llevado por
años, produciéndole hipertensión, diabetes, cáncer y otras enfermedades.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here