Clara Divano, una mujer de «armas tomar»

0
8
cusifit

¡Energía a borbotones! Una mujer que irradia felicidad, sonríe con ganas y fluye como ola en el mar. Cusifit es energética, sin poses y con una adicción clara: ¡Ejercitarse!

Muchos la conocimos a través de sus redes sociales como @Cusifit, hemos anotado y seguido al pie de la letra sus rutinas y, sí, hasta encariñado con su perrito, quien la acompaña en sus entretenidos videos. Pero su historia va más allá de lo que hemos visto en la plataforma de Instagram.

Clara estudió publicidad y mercadeo, tuvo su propia revista llamada “Estética y Salud”, que circuló por 13 años en su natal Venezuela, y nunca, nunca se imaginó vivir hoy día del mundo fitness. Lleva desde el 2014 residiendo en R.D., el lugar que le abrió las puertas para potenciar sus dotes y explotar aquellos que no conocía.  Si buscas motivación… ¡Sigue leyendo!

“Un cuerpo fuerte comienza con una mente fuerte”.

Oh! Magazine. Desde tu llegada a R.D, ¿Cuál ha sido el cambio más significativo?

Clara Divano. Estar sin mi familia y mis amigos. Sobre todo, en el caso de mis hijos, que no tengan a sus abuelas y tíos cerca compartiendo la cotidianidad. Menos mal que existe la maravilla de la tecnología y podemos estar en contacto con los seres queridos por WhatsApp, hablar por FaceTime, eso sin duda ayuda mucho. Sin embargo, algo que todavía me afecta es cuando hay cumpleaños, la Navidad, las fechas importantes, que muchas veces se nos complica y no podemos reunirnos. Pero, por otra parte, en RD hemos formado una nueva familia y amigos, y de alguna forma llenamos ese vacío y nos sentimos súper felices y a gusto viviendo aquí.

Oh! Magazine. Imposible no preguntar, ¿Cómo es la  Venezuela que recuerdas?

C.D. La Venezuela que recuerdo con alegría es muy diferente a la de hoy.  Años atrás, si trabajabas duro y con enfoque, se podía ganar bien, viajar, salir, comprar las cosas que quisieras con seguridad y sin miedo. Todo eso cambió. Mi esposo y yo siempre hablamos de lo valientes y afortunados que fuimos al decidir venir a RD, que nos abrió las puertas y nos ha permitido rehacer nuestras vidas. Estamos muy felices y agradecidos con este maravilloso país.

Oh! Magazine. Desde niña iniciaste con los ejercicios, ¿Te imaginas una vida sin ellos?

C.D. Honestamente, no me la imagino. Para mí, es como bañarme o cepillarme los dientes. El día que no hago ejercicios es un día extraño para mí. Yo digo, en forma de chiste, que soy “adicta” a las endorfinas (hormonas de la felicidad), que se activan cuando se entrena. Cuando estoy triste o baja de energía me provoca hacer ejercicios, si estoy feliz me provoca hacer ejercicios, si estoy estresada… ¡Ejercicios! (risas). Algo que comenzó por un problema de salud (Escoliosis: desviación de la columna vertebral) se convirtió en mi hobby, mi pasión y, hoy en día, en ¡mi trabajo!

cusifit

Oh! Magazine.  Te lo han preguntado infinidades de veces, pero, ¿cuándo fue que te sentaste y dijiste “ser coach fitness es lo mío y me voy a por ello”?

C.D. Desde los 12 años de edad hago ejercicios, cuando me descubrieron la desviación de la columna vertebral. De ahí en adelante, el tema del entrenamiento físico y nutrición se convirtió en algo prioritario en mi vida ya que, de no hacerlo, me hubiera tenido que someter a una cirugía súper complicada. Estudié publicidad y mercadeo, e hice mi propia revista, que circuló por 13 años en Venezuela.

En 2015, un año después de haber llegado a vivir a RD, lancé la revista aquí. Me recomendaron que comenzara a figurar como imagen de la revista, para ayudar a la marca a crecer más rápido y la gente conociera quién estaba detrás de la marca. Abrí mis redes sociales, CusiFit, como estrategia para impulsar la revista. Sin embargo, el destino tenía otros planes. Mis redes comenzaron a tener éxito muy rápido, crecieron al punto que yo misma me convertí en competencia de mi propia revista. Los anunciantes se interesaban más en publicar conmigo que en la revista.

Fue ahí cuando Leo (mi esposo) y yo nos dimos cuenta que no solamente el fitness era mi hobby y mi pasión, sino que también había una oportunidad de negocio.  Formalicé mis estudios y me certifiqué con un Máster en la IFBB (International Federation of Bodybuilding) y me dediqué a desarrollar mis redes sociales y productos digitales, como E-book, Master Class, conferencias y cursos online.

Hoy en día, me especializo en el campo de la productividad y desarrollo de la disciplina, por medio del entrenamiento y la buena alimentación.

Oh! Magazine. Mencionas lo de tus años como editora de revistas, ¿Qué recuerda de esos días?

C.D. Fue mi mejor escuela, y tengo muchísimos recuerdos que me sacan sonrisas. Fueron más de 10 años donde trabajamos muchísimo, no solo creando ediciones de revista, sino también eventos y manejo de redes sociales. Cada edición de la revista era como un nuevo bebé que nacía; Había mucho trabajo en equipo, creatividad, esfuerzo. Ahí aprendí a ser jefe, editora, vendedora; Aprendí muchísimo de salud y bienestar, ya que la revista se llamaba “Estética y Salud”, conocí a profesionales en el área con los que aprendí muchísimo. Aprendí de diseño gráfico, de negocios, de imagen… ¡De todo! (risas). Y todo eso me ha sido súper útil para el desarrollo de mi marca personal.

Oh! Magazine.¿Crees que en tu nación hubieses tenido el arrastre en el mundo del fitness con el que cuentas en Quisqueya?

C.D. Si Venezuela tuviera una situación política, económica y social estable, y con democracia, sin duda alguna, sí. Mi revista “Estética y Salud” fue súper exitosa en los años que circuló. Los temas de salud, bienestar y calidad de vida son de interés en todas partes del mundo, y si lo comunicas con responsabilidad, creatividad y constancia las personas se interesan y consumen el contenido.

Oh! Magazine. Vemos lo bonito y el cuerpo envidiable, pero, ¿Es mucha presión ser referente del fitness?

C.D. Gracias. Sin duda hay más presión cuando trabajas en fitness y es natural que los ojos de muchos vayan directo a juzgar mis condiciones físicas y me dicen
“Estas más flaca, más llenita, más musculosa, más….”. Sin embargo, yo soy bien relajada con el tema, y a través de mis redes hago lo posible por mostrar que no promuevo ni apoyo los extremos, que la perfección no existe, que fallar es parte del camino y que no tiene nada de malo. Que hay momentos en la vida en que las prioridades son otras como, por ejemplo, cuando tienes un bebé. Cuando entiendes que cuidar tu cuerpo se trata más de hacerlo por salud, el cuerpo bonito llega solo. Y que cada quien tiene su mejor versión de sí mismo, no hay que compararse ni fijarse estereotipos. Al final, lo que buscamos es sentirnos con energía y levantarnos cada día amando la vida.

Oh! Magazine. Todo esto tiene mucho que ver con la motivación y el tema de los sentimientos, ¿Cómo trabajas con tus seguidores la parte emocional?

C.D. Absolutamente. Mi conferencia más reciente se llama “Mujer fuerte” y trata justamente de eso. Para tener una vida saludable, estar en forma, tener energía, sentirse positiva, segura, motivada y con ganas de vivir plenamente se necesita algo más que una dieta y ejercicios: un cuerpo fuerte comienza con una mente fuerte. Y para eso hay ejercicios para entrenar nuestra voz interna, que es nuestra saboteadora principal por excelencia. Y he desarrollado una metodología para que un estilo de vida saludable sea sostenible en el tiempo, se pueda disfrutar y que deje de ser un causante más de estrés. Y por eso soy una estudiosa del campo de la productividad y desarrollo de la disciplina por medio del entrenamiento físico y la buena alimentación.

Oh! Magazine.Esos días sin ánimos de entrenar, ¿Qué te dices a ti misma?

C.D. Tengo una técnica que he compartido en otra de mis conferencias “Adiós Motivación, Hola disciplina”, que tiene base científica. Funciona en momentos en los que estés a punto de fallar como, por ejemplo, en la dieta, o cuando tienes que hacer algo que no tienes ánimo de hacer. Es la técnica del 1…2…3. Consiste en que, por ejemplo, si es la hora de hacer ejercicios y no estás de ánimo, mentalmente cuentas 1…2….y 3. En el 3 debes físicamente moverte hacia la acción que te corresponde, como ponerte la ropa deportiva. Una acción llevará a la otra y, por inercia, terminarás cumpliendo con lo que corresponde. Igualmente se aplica cuando tienes una tentación, por ejemplo, te ofrecen un dulce que sabes que no te conviene. Haces la cuenta y físicamente te alejas de la tentación.

Nuestro cerebro funciona como si tuviéramos 2 cerebros: uno que te impulsa a cumplir tus deseos (Ganglios basales) y otro que ejerce la toma de decisiones y autocontrol (Lóbulo prefrontal). Cuando hacemos las cuenta del 1…2…3, obligamos a nuestra corteza prefrontal a tomar el control y, en cuestión de segundos, estamos de nuevo en el camino correcto y haciendo lo que nos conviene.

Oh! Magazine. Acaso has tenido que sacrificar algo por seguir este estilo de vida?

C.D. Creo que todo lo que vale la pena en la vida requiere de esfuerzo. Hay una frase que dice: “Si te sacrificas por lo que quieres, lo que quieres es lo que has sacrificado.”  Y sí creo que es así. El deporte es el mejor ejemplo de ello: Si quieres correr un maratón, debes tener la meta clara, en este caso cuál maratón quieres correr, si en New York, Chicago, Berlín, etc. Luego, diseñar un plan y agendar qué pasos hay que dar para llegar a ese maratón lo mejor preparado posible. Luego, convertirte en esa persona que nunca falla sus entrenamientos. Y una vez que se hace la tarea, llega el día de la carrera, disfrutarla y dar lo mejor de sí mismo.

En todo ese proceso hay “madrugonazos” para entrenar, dolores físicos, lesiones, la mente, en ocasiones, te está saboteando para que falles y mucho cansancio. Pero una vez llega el día y lo logras, llegas a la meta y te entregan la medalla, entiendes que todo el esfuerzo valió la pena. La recompensa es tan grande que lo quieres volver a hacer.

Oh! Magazine. Entre tantos influencers, ¿Cuál entiendes ha sido tu técnica o herramienta de éxito para destacar en las diferentes redes sociales?

C.D. Una combinación de varios factores. En primer lugar, un influencer no se autodenomina; el público es quien responde a tu influencia, según el talento que tenga la persona y la conexión con los seguidores; definir bien el tema y compartir contenido que realmente aporte algo a la comunidad; contestar los mensajes, responder dudas, entender cuáles son las necesidades y problemas que necesitan resolver y ayudarlos; ser coherente con lo que publicas en las redes y lo que eres en la vida real, ser genuino es primordial; ser creativo a la hora de publicar, diferenciarte de los demás; ser constante, éste es un trabajo 24/7; ser responsable con lo que se publica y estar en constante preparación para siempre tener contenido actualizado y fresco.

Oh! Magazine.¿Qué mantiene en balance a Clara Divano en su día a día?

C.D. Creo que nunca hay un balance perfecto. Lo que sí tengo claras son mis prioridades, mis hijos y mi esposo, mi familia, la salud (alimentación y ejercicios), trabajo, estudios y vida social. Cuando tienes claras las prioridades todo se hace más fácil.

“Cuando entiendes que cuidar tu cuerpo se trata más de hacerlo por salud, el cuerpo bonito llega solo. Y que cada quien tiene su mejor versión de sí mismo, no hay que compararse ni fijarse estereotipos”.

Oh! Magazine.¿Qué tanta importancia le das a la parte espiritual, dadas las creencias del espíritu, alma y cuerpo?

C.D. Hay que alimentar los 3 pilares para tener una vida con sentido y propósito.

Oh! Magazine.Y ahora a salir en las portadas de esos mismos proyectos editoriales, ¿En serio que te lo imaginaste?

C.D. Si hace 6 años me hubieran dicho que me volvería una figura reconocida en el campo del fitness y que iba a salir en portadas de revistas, me hubiera reído muchísimo y no lo hubiera creído. Llegué a RD con la idea de seguir dedicándome a lo mismo, a lanzar mi revista y seguir siendo la directora-editora, tras bastidores.

Ese mismo año que vinimos a vivir a RD, cumplí 40 años y, para mí, ya yo estaba clara quién era, qué debía hacer y qué camino tomar. Nunca me gustó mucho figurar públicamente; Mi mamá es una gran actriz de novelas Venezolana, súper famosa y yo me escondía detrás de ella para no figurar. Pero la vida tenía otros planes para mí, ¡Y me encantan!

Oh! Magazine. Se habla muchísimo de la alimentación, pero hay expertos que aseguran se puede comer de todo, ¿Qué tan cierto crees que sea?

C.D. Que “comer de todo” es una frase muy amplia que se presta a malas interpretaciones. La nutrición es una ciencia súper confusa porque existen muchas teorías, todas tienen razón y, a la vez, se contradicen entre sí. Cada cuerpo es un universo con sus necesidades especiales, lo que es alimento para mí puede ser veneno para ti.

Pero lo que sí es cierto, y que aplica para todas las teorías, es que mientras más naturales sean lo alimentos que comamos, mejor. Si una persona tiene una meta específica, como bajar de peso y eliminar grasa, “comer de todo” lo más probable es que no lo va a ayudar. “Lo que no se define no se puede medir, lo que no se mide no se puede mejorar.” (frase del matemático William Thomson).

Oh! Magazine.Cada cierto tiempo sale la dieta del momento, esa que  “supuestamente” le funciona a todo mundo, ¿Recomiendas llevarse de esas tendencias?

C.D. Hay que tener mucho cuidado, porque así como surgen nuevas teorías que pueden ayudar mucho en ciertos casos, también salen dietas locas restrictivas que pueden generar daños metabólicos. Creo que lo mejor es consultar a un especialista con buena preparación y que esté actualizado.

Oh! Magazine.¿Crees que se ha subestimado la cultura del Gym?

C.D. En mi opinión, el gimnasio sigue siendo una excelente herramienta para cuidar la salud, ponerse en forma y es necesario.

Oh! Magazine. ¿Háblanos de CusifitLab y cómo ha funcionado?

C.D. El principal problema que enfrentan las personas, cuando deciden poner en marcha un plan para estar en forma, es que arrancan con la mayor motivación y entusiasmo y a los pocos días tiran la toalla. Solo el 3% de las personas que se apunta en un plan de dieta y ejercicios lo logra llevar hasta el final.

Y eso se debe a que comienzan haciendo demasiado cambios a la vez: dieta estricta, ejercicios, tomar agua. Todos estos cambios se pueden mantener por unos días pero llega un momento en que se agobian y terminan abandonando el plan.

CusiFitLab es un reto-curso de 21 días de organización de alimentación, ejercicios y entrenamiento del autocontrol y fuerza de voluntad, a través de ejercicios simples pero súper efectivos, con base científica.

El programa crea una base sólida para arrancar un plan para ponerse en forma, sin que genere estrés ni agobie, y que, aún cuando se termine, pueda continuar.

Y estoy trabajando en CusiFit Pro, el siguiente nivel, para profundizar mucho más en el tema.

cusifit

Oh! Magazine.¿Cuál ha sido el cambio más trascendental que has logrado materializar en algún seguidor (cliente)?

C.D. Hay varios casos de personas que me han compartido cosas muy íntimas y con quienes les he hecho seguimiento desde cerca, con mucha responsabilidad y estando consciente de que no soy psicóloga. Una chica con bulimia, a quien le hice seguimiento diario, logró superarla, poniendo en práctica mi sistema para adquirir hábitos y, sobre todo, mi apoyo diario.

Otra chica se había comprado su vestido de novia 4 tallas más pequeño, me mandó la foto con el vestido puesto, que obviamente estaba lejos de cerrarle, y el reto era lograr llegar a esa talla en 6 meses. Le hice seguimiento durante 3 meses y dejó de escribirme. Al cabo de un tiempo, me mandó la foto el día de la boda, feliz y radiante usando su vestido.

Otro caso de una muchacha recién dada a luz de su segundo bebé, había quedado con 20 kilos de más. Comenzó a entrenar en casa con mis rutinas, poco a poco comenzó a aprender a cuidar su alimentación, me escribía a diario pidiéndome consejos, se volvió tan fanática de mis rutinas que entrenaba los 7 días de la semana. Al cabo de un año, ya tenía cuadritos en el abdomen, realmente impresionante su transformación.

“Cuando entiendes que cuidar tu cuerpo se trata más de hacerlo por salud, el cuerpo bonito llega solo. Y que cada quien tiene su mejor versión de sí mismo, no hay que compararse ni fijarse estereotipos”.

Oh! Magazine.¿Y para este recién comenzado 2020, ¿Cuál es tu principal meta?

C.D. Seguir desarrollando cursos y productos digitales, conferencias y otros proyectos súper interesantes que se están “cocinando”.

 

En detalle:

Un emblema de vida: Un corazón, porque a todo lo que se le pone amor, sale bien.

Tu centro se llena con: Mi familia.

Tu plato favorito: Las parrillas de mi esposo

El sueño que falta por cumplir: ¡Son muchos!

Qué representa tu familia: Mi centro

Con quién disfrutas el café: Con Leo (mi esposo)

Tu cachorro es para ti: Amor puro e incondicional

Piensas en Venezuela y te llega a la mente: Nostalgia

cusifit

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here