Acuático de Bélgica

0
44
Fotografía: Fuente externa
La Región Valona, situada al sur de Bélgica, ofrece infinidad de atracciones ligadas al agua y otros placeres líquidos, como sus cervezas únicas que destilan la esencia de sus cinco provincias.

Valonia, también conocida como Región Valona, es denominada “tierra de aguas”. No tiene acceso al mar, pero cuenta con una variada oferta turística y múltiples atractivos vinculados al tan preciado líquido.

Uno de los puntos de agua más importantes son los lagos de Eau d’Heure, en las Ardenas, un espacio en el que se despliegan cinco embalses artificiales: Plate Taille, Féronval, Falemprise, Eau d’Heure y Lac du Ry Jaune. En conjunto, suman unos 67 kilómetros de orillas.

La tierra de las aguas

En este lugar es posible conocer el interior de la presa de Eau d’Heure por las galerías situadas a 20 metros bajo tierra, y el ascenso hasta su parte superior, llegando al ‘SkyWalk’, a 107 metros de altura, desde donde se puede disfrutar de unas vistas impresionantes de los lagos.

En estos lagos se pueden practicar actividades como pesca, natación, kayak y canoa, además de disfrutar del denominado ‘Spin Cablepark’ o telesquí náutico, consistente en un cable elevado de 680 metros de largo, accionado por un motor eléctrico con energía solar.
Una parada obligatoria son los cuatro ascensores hidráulicos para barcos del Canal du Centre, parte de las vías navegables belgas, considerados obras de arte de la ingeniería y que funcionan desde su construcción en el siglo XIX, siendo los mayores de su tipo en el mundo, compensando un desnivel de 73,15 metros. Además, Valonia también ofrece varias rutas de la cerveza por sus cinco provincias, donde funcionan el 40 % de las fábricas de la bebida nacional de Bélgica.

Embarcaciones

Las pequeñas embarcaciones como kayaks y canoas son ideales para navegar por los ríos valones, admirando paisajes presididos por castillos y peñascos, como los cursos fluviales de Lesse o los del Valle de Amblève, en el centro de las Ardenas.

Durante la primavera y el verano, Valonia se llena de eventos culturales, como la Procesión del Carro de Oro, en Mons; el evento de brujería folclórica Sabbat, en Ellezelles; o el festival de música gratuito Verdur, el más antiguo de Valonia, en Namur.

En Binche se celebra uno de los carnavales más curiosos, cuyo origen se remonta al siglo XIV y en el que desfilan mil hombres disfrazados de Gilles, unos curiosos personajes con máscaras de cera y trajes de intensos colores.

Naturaleza y cultura

Durante la primavera y el verano, Valonia se llena de eventos culturales, como la Procesión del Carro de Oro, en Mons; el evento de brujería folclórica Sabbat, en Ellezelles; o el festival de música gratuito Verdur, el más antiguo de Valonia, en Namur.

En Binche se celebra uno de los carnavales más curiosos, cuyo origen se remonta al siglo XIV y en el que desfilan mil hombres disfrazados de Gilles, unos curiosos personajes con máscaras de cera y trajes de intensos colores.

Las delicias del Lúpulu

Aquí se pueden degustar cinco cervezas únicas: la Hercule Stout, la Super des Fagnes Blonde, la Saint Monon Brune, la Val Dieu Grand Cru, y la Waterloo Récolte, de la granja de Mont Saint Jean.

Cicloturismo y gastronomía

“La región valona se ha convertido en uno de los destinos favoritos para los ciclistas y cicloturistas de toda Europa gracias a sus circuitos BTT, Bike Parks, velódromos y vías señalizadas que atraviesan sus verdes, históricos y gastronómicos paisajes.
  

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here